Sangre y honor en el fuerte de San Elmo

0
2.411 views

Si hay un lugar emblemático en La Valletta y, por extensión, en Malta, es el fuerte de San Elmo. No sólo porque casi todos los turistas lo visiten o, al menos, pasen ante sus imponente mole, sino también porque es un pedazo de Historia de la isla: allí se llevó a cabo una de las gestas heroicas que determinaron su futuro y por ello una parte del sitio está dedicada a Museo de la Guerra (la otra aún tiene uso práctico como academia de Policía).

El fuerte está situado sobre un promontorio rocoso de la península Sciberras, que separa el Gran Puerto del Marsamxett. Aunque ya había allí un torreón defensivo de tiempos de la dominación aragonesa, los caballeros Hospitalarios, que se asentaron en Malta en 1530 tras su expulsión de Rodas por Soleimán el Magnífico, decidieron convertirlo en una gran fortaleza siguiendo las técnicas de la arquitectura militar de la época, dotándolo de planta en forma de estrella.

En 1565 apareció en el horizonte la flota turca, dispuesta a conquistar la isla. Pero los caballeros no estaban dispuestos a marcharse otra vez y se atrincheraron en San Elmo. Eran un centenar, apoyados por unos 700 soldados, más los 4.000 malteses y otros tantos españoles que protegían La Valletta. El implacable asedio, que incluía bombardeos diarios, terminó por romper la encarnizada defensa; el almirante otomano, Mustafá Pachá, mandó decapitar a todos los prisioneros y la medida fue contestada por el Gran Maestre haciendo lo mismo con sus cautivos. Dicen que sólo se salvaron 9 soldados que escaparon a nado hasta sus líneas pero a los turcos les costó 4 veces más bajas, entre ellas la del legendario corsario Dragut.

Finalmente, una vez expulsado el enemigo, se procedió a reconstruir el fuerte de forma aún más sólida. Tanto que también aguantó las embestidas de la aviación italiana en 1940, razón por la cual el rey Jorge VI de Inglaterra regaló a la ciudad la Cruz de San Jorge, hoy conservada allí mismo. Actualmente  es escenario de dos importantes eventos de recreación histórica: que recomendamos ver por su espectacularidad y colorido: In Guardia, recordando los hechos del asedio, y Alarme!, sobre la ocupación napoleónica.

Foto por: dmlsexton en Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.