Descubre en Malta un alojamiento de lo más especial: las farmhouses

Farmhouse Gozo

Desde Descubre Malta ya te hemos contado en diversas ocasiones que una buenísima forma de conocer la isla de Gozo es realizando paseos y recorridos en bicicleta a través de sus salvajes paisajes y disfrutando de la calmada vida que se respira en este destino.

Hoy en el blog queremos descubrirte hoy uno de los atractivos de la isla de Gozo que más pasión despierta entre todos los turistas, y es su particular oferta de alojamiento. Nos referimos a sus rústicas y muy especiales farmhouses.

Tal y como su nombre indica, se tratan de verdaderas casas de labranza tradicionales que cuentan con una larga historia detrás; muchas de ellas de hasta 400 años de antigüedad y que han sido reformadas manteniendo el espíritu mediterráneo de las islas maltesas y habilitadas para funcionar como alojamientos turísticos. Se caracterizan por estar construidas a partir de piedra caliza, de gran tradición en Malta, y contar con dos pisos, ya que antaño las dependencias de las familias de granjeros solían ocupar el primer piso, mientras que la planta baja estaba destinada para guardar los animales.

A su vez, las farmhouses suelen estar situadas en entornos naturales y relativamente apartados de los núcleos urbanos. Así, no es de extrañar que sean preferencia entre los propios malteses a la hora de elegir un lugar para disfrutar de una pequeña escapada y evadirse durante unos días del estrés de la ciudad.

Edificios históricos y entorno natural. Ya hemos enumerado dos puntos a favor de las farmhouses. No obstante, lo más característico de este tipo de alojamiento y lo que las convierte en un verdadero pequeño paraíso son su decoración y los servicios que ofrecen. Autenticidad y confort son las dos premisas en las que se basan.

Así, las casas de labranza combinan a la perfección lo rústico con las últimas tecnologías y lujo al alcance de todos los bolsillos. De esta manera, sus habitaciones presumen de un encanto muy personal conservando las reminiscencias de sus antiguos usos y, al mismo tiempo, ofreciendo todo tipo de modernidades, como WIFI en todo el espacio o altavoces para el iPod. La cuidada decoración es una constante en cualquier farmhouse gozitana que se pise, el servicio al huésped es exquisito y los detalles cuidados al máximo.

Todas ellas suelen contar con piscina propia y patios en los que desayunar mientras se lee relajadamente, servicio de alquiler de bicicletas, arcos, vigas vistas y un trato exclusivo y personalizado. Un verdadero paraíso en el que dejarse evadir.

La oferta de farmhouses se adapta a todos los bolsillos y presupuestos. No obstante, te dejamos aquí una selección de algunas casas de labranza más que recomendables.

Dar il-Marhan: situada en una casa del siglo XVII, se encuentra emplazada en Xewkija, el pueblo de mayor antigüedad de todo Gozo, y a unos pocos metros de distancia de la pintoresca playa Mgarr ix-Xini. Cuenta con tres habitaciones y capacidad para acoger hasta nueve huéspedes.

Narcisa: se trata de una pintoresca villa situada en el pueblo de Nadur. La casa está enteramente decorada con muebles rústicos de pino sueco y se encuentra a tan sólo cinco minutos de la conocida playa de arena Ramla Bay.

Tika: esta farmhouse se situa a las afueras de Victoria, en Sara valley. Se trata de una localización de lo más tranquila, con vistas al campo y la ciudadela de Victoria. Aproximadamente a un kilómetro del centro de Victoria y tres kilómetros de la playa. Cuenta con capacidad hasta para seis personas.

Foto: Flickr gelle.dk

 

 

sin comentarios Deja tu comentario ►

sin comentarios

Su email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.