¿Te apetece un picnic en Malta? Te decimos dónde hacerlo

picnic en Malta

Como sabes, Malta goza de más de 360 días de sol al año, además de temperaturas agradables en cualquier estación. Por ello, no es de extrañar que hacer picnic sea una de las actividades preferidas de los malteses. ¿Quieres ser como ellos y disfrutar de una comida al aire libre durante tus vacaciones en Malta? Toma nota de los mejores lugares para ello. 

Wied Gerzuma: Wied Gerzuma es una exuberante zona verde en las afueras de Rabat. Este enclave es ideal para picnics, con una preciosa vista sin edificios, exceptuando una pintoresca capilla del siglo XVII situada en el lugar. Si vas allí, ¡sin duda te enamorarás! 

Ahrax tal-Mellieha: Ahrax es el lugar favorito para los amantes de la acampada en Malta. La zona está perfectamente protegida por numerosos árboles, por lo que es ideal si se quiere evitar el sol más intenso y resguardarse depequeñas lloviznas. A su vez, Ahrax es perfecta para practicar senderismo, con su conocida torre y capilla sobre los acantilados.

Ras ir-Rheb: Esta área poco transitada se sitúa entre Bahrija y Fomm ir-Rih y esconde algunos secretos de interés, como los restos de una villa romana, un templo y las ruinas de una construcción megalítica. Desde Ras ir-Rheb se puede dar un agradable paseo por la costa hasta Rdum Majjiesa y la Bahía de Raheb, primer lugar en Malta en ser declarado como área marina protegida.

Selmun: Los antiguos cuarteles británicos en Selmun son una zona muy popular entre los excursionistas y campistas, ya que suponen un excelente refugio contra los fuertes vientos. Muy cerca, se encuentra el Palacio Selmun, desde donde se pueden ver las islas de St. Paul. En los alrededores, también se puede visitar la torre de Ahrax, la torre de Ghajn Hadid y la torre de Ta’Holsien.

Wardija: Situada muy cerca de St. Paul’s Bay, Wardija ofrece un escenario perfecto que recorrer a pie o en bicicleta. Aquí se encuentra la capilla de Saint Simon (1616), la cual se erige como uno de los templos neogóticos más hermosos de toda Malta.

Ras id-Dawwara: Se trata de un pequeño valle no lejos de Rabat. Desde él, puedes tomar un pequeño camino que desciende hacia el mar. Si caminas por él, finalmente llegarás a Miġra L-Ferħa, el lugar al que llegó el Conde Roger cuando arribó por primera vez a Malta. Incluso es posible admirar Ghar id-Dwieb, una impresionante y muy conocida cueva marina en Malta.

Bingemma: Bingemma se encuentra a las afueras de Mgarr y cuenta con una de las vistas más increíbles de la isla. Este lugar está plagado de tumbas y cuevas prehistóricas que fueron utilizadas como refugio durante la Segunda Guerra Mundial, por lo que es muy apreciado como enclave de picnic por su gran originalidad.

sin comentarios Deja tu comentario ►

sin comentarios

Su email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.