Gastronomía maltesa: receta de pastel de ricotta

gastronomia maltesa pastel ricotta

Este mes te traemos una nueva entrega de gastronomía tradicional maltesa. En concreto, una receta de un delicioso pastel de queso ricotta. ¡Toma nota de todo lo que necesitas para prepararlo!

Ingredientes:

Para la masa:

500 gramos de harina

1 cucharada y ½ de sal gorda

335 ml de agua

125 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

Para el relleno:

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

1 cebolla cortada en finas rodajas

3 dientes de ajo pelados y picados

450 gramos de calabacín rallado

300 gramos de calabaza rallada

1 tazada de guisantes congelados

1 puñado de perejil picado

1 puñado de menta picada

2 huevos

350 gramos de queso ricotta fresco

Sal y pimienta al gusto

Preparación:

Para preparar la masa, mezclamos bien la harina, la sal y el agua en una superficie enharinada y amasamos hasta que quede una masa suave. La cubrimos y retiramos en el refrigerador durante unas dos horas.

Transcurrido este tiempo, trabajamos la masa con ayuda de un rodillo hasta que se quede tan fina como un papel. A continuación, untamos por encima de ella una buena cantidad de mantequilla a temperatura ambiente y le damos forma de rollo. Dejamos reposar durante 30 minutos.

Seguidamente, engrasamos ligeramente un molde de pastel de unos 24 cm. de diámetro, estiramos la masa hasta que tenga unos 3 mm, de grosor y la colocamos en el molde. Guardamos la masa que nos haya sobrado para cerrar el pastel. A continuación, ponemos el horno a precalentar a 220 ºC.

Para el relleno, calentamos un poco de aceite en una sartén grande y añadimos la cebolla y el ajo para sofreír a fuego medio durante dos minutos. Seguidamente, añadimos el calabacín, la calabaza y los guisantes y continuamos cocinando durante otros cinco minutos hasta que esté todo bien sofrito. Retiramos del fuego y aliñamos con las hierbas al gusto.

Tras esto, mezclamos en un recipiente grande los huevos con el queso ricotta. Añadimos el sofrito que acabamos de hacer y mezclamos todo bien. Salpimentamos.

A continuación, introducimos el relleno en el molde de pastel y cerramos con la masa que nos había sobrado. Sellamos bien los bordes y lo introducimos en el horno durante unos 35-40 minutos, hasta que esté bien dorado.

Una vez pasado este tiempo, dejamos enfriar unos minutos antes de servir. Aquí tienes más recetas de Malta

¡Buen provecho!

Foto: Eggland’s Best

sin comentarios Deja tu comentario ►

sin comentarios

Su email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.