Cosas que has de hacer en tu primer viaje a Malta

cosas viaje Malta

Si vas a viajar a Malta por primera vez, acabas de llegar al sitio adecuado. Te contamos qué has de visitar y hacer en tu primer viaje a Malta. ¡Toma nota!

Disfrutar en las playas de Golden Bay y Għajn Tuffieħa Bay

Għajn Tuffieħa y Golden Bay Beach son dos hermosas playas situadas una al lado de la otra en el noroeste de la isla. Gracias a su tamaño y a su innegable belleza, se encuentran entre las playas más populares de Malta. De arena blanca y aguas cristalinas, cuentan, además con numerosos restaurantes, bares, lugares para practicar deportes acuáticos y servicios de alquiler de sombrillas y tumbonas. ¡Ideales para un día perfecto de playa!

Sacar el niño que llevas dentro con una visita a Popeye Village

¿Quién no ha disfrutado de pequeño viendo a Popeye exprimir las latas de espinacas? Pues, en Malta, es posible revivir de cerca esos recuerdos de la infancia gracias a Popeye Village. Este colorido pueblo fue, en realidad, levantado en 1980 para funcionar como set de rodaje de la película Popeye el Marino, la cual fue protagonizada por Robin Williams. Desde entonces, el pueblo de Popeye se ha mantenido intacto en Anchor Bay, para convertirse en un divertido parque temático, perfecto para ir con niños… ¡o sin ellos!

Degustar el pescado más fresco en Marsaxlokk

Marsaxlokk, en el sur de Malta, es un pintoresco pueblo de pescadores, en cuyo puerto se encuentran atracados los famosos luzzu, las coloridas embarcaciones tradicionales de pesca que hacen las delicias de los aficionados a Instagram. Si deseas probar uno de los pescados más frescos de tu vida, no olvides almorzar en alguno de los restaurantes que se encuentran a lo largo del paseo marítimo y en la plaza central del pueblo. ¡Manjares directos del mar a la mesa!

Darte un refrescante chapuzón en St. Peter’s Pool

Cerca de Marsaxlokk se encuentra St. Peter’s Pool, una piscina natural entre las rocas, cuyas aguas de color turquesa seducen irremediablemente a todo el que se acerca hasta aquí. Si te gustan las playas vírgenes, sin duda St. Peter’s Pool te encantará. Eso sí, al no contar con servicios de restauración y/o alquiler de tumbonas y sombrillas, te recomendamos que vayas equipado con todo lo que puedas necesitar a lo largo de la jornada de baño.

Admirar las vistas desde los acantilados de Dingli

Situados en el oeste de Malta, los acantilados de Dingli representan el punto más alto de todo el archipiélago maltés, alcanzando los 253 metros sobre el nivel del mar. Desde aquí, podrás contemplar una fantástica panorámica sobre las islas maltesas y el mar Mediterráneo. Una experiencia a no dejar pasar por alto en todo viaje a Malta.

Dar un paseo en barca por la Blue Grotto

Seguimos en el oeste de Malta, porque cerca de Wied Iz-Zurrieq se encuentra uno de los lugares más pintorescos de toda la isla. Te hablamos de la Blue Grotto, una gigantesca cavidad natural en la roca, que se caracteriza por sus aguas, que desprenden una intensa y vibrante luz de color turquesa.

La cueva se puede admirar desde arriba, pero la mejor manera de disfrutar de los diferentes tonos de azul de sus aguas es tomando un barco para dar un paseo de unos 25 minutos, circundando las otras cuevas que se encuentran en derredor. El precio del billete es de ocho euros. Eso sí, ten en cuenta que el servicio sólo funciona si las condiciones del viento y del mar lo permiten.

Explorar las históricas calles de Valletta

La capital de Malta es, además, Capital de la Cultura Europea 2018, por lo que nos encontramos en un excelente momento para visitarla. Gracias a su reducido tamaño, Valletta se puede recorrer cómodamente a pie, lo que te permitirá disfrutar de la historia que impregna sus estrechas callejuelas, sus coloridos balcones y su extraordinaria arquitectura barroca.

No olvides visitar la Concatedral de San Juan. Construida entre 1573 y 1577, su interior abruma por su belleza y opulencia y esconde obras de los artistas barrocos Caravaggio y Mattia Preti. Tampoco dejes de ir a los Upper Barrakka Gardens, desde los cuales podrás contemplar unas excelentes vistas sobre el Gran Puerto de Valletta.

Para un acercamiento a la historia de Malta, visita el Museo Nacional de Arqueología, con objetos expuestos que datan desde el 5000 a.C., y no dejes de dar un paseo por Strait Street, la calle más famosa de Valletta, repleta de clubes, bares y restaurantes.

Visitar las Tres Ciudades

Estas tres ciudades fortificadas (Senglea, Cospicua y Vittoriosa), merecen una visita en todo viaje a Malta gracias a sus bellas callejuelas, repletas de historia. Se puede llegar a ellas cruzando el Gran Puerto de Valletta a bordo de un dghajsa, barco típico maltés similar a las góndolas.

Hacer un viaje en el tiempo visitando Mdina

Imposible no advertir la majestuosidad de Mdina desde el horizonte. Rodeada de imponentes murallas perfectamente conservadas y ubicada en lo alto de una colina, Mdina es también conocida como la Ciudad del Silencio. Paseando por sus tranquilas calles, en las que está prohibido circular en coche, uno se da cuenta fácilmente del por qué de este sobrenombre.

Mdina nos cuenta la historia de Malta a través de sus palacios, sus rincones y sus pequeños detalles llenos de encanto. ¡Cuéntanos qué te ha parecido!

sin comentarios Deja tu comentario ►

sin comentarios

Su email no será publicado. Los campos marcados con * son obligatorios.