El pecio del Um el Faroud

0
1.933 views

Uno de los lugares más accesibles y populares de Malta para los buceadores está en Wied iz-Zurrieq. A esta pequeña localidad turística del sur insular se llega fácilmente por carretera y, de hecho, hasta allá se acercan muchos aficionados a este deporte con la intención de ver Blue Grotto, de la que ya hemos hablado en alguna ocasión. Pero esta vez el objeto de nuestra atención será un pecio: el del barco Um el Faroud.

Se construyó en Inglaterra en 1969 y, comprado por la GNMTC (Compañía Marítima de Transporte de Trípoli), sus 10.000 toneladas de capacidad se dedicaron al transporte de combustible refinado entre Italia y Libia hasta febrero de 1995. Durante la noche del 3 de dicho mes, el navío se encontraba en el muelle nº 3 del puerto de La Valletta cuando se produjo una explosión que, aparte de la trágica muerte de nueve trabajadores portuarios, provocó en el buque demasiados daños como para que la compañía lo siguiera considerando útil para la navegación. Por ello permaneció atracado sin utilidad durante 3 años.

Pasado ese tiempo se tomó la decisión de hundirlo en la costa para que constituyese tanto un atractivo turístico de cara al buceo como un arrecife artificial que actuase de concentrador de fauna marina local sirviéndole de cobijo. El lugar elegido por la Asociación de Buceadores de Malta fue Wied iz-Zurrieq: un comité seleccionó un fondo arenoso a 35 metros de profundidad, a unos 150 metros de la plataforma caliza de esta localidad.

En el año 2003 una fuerte tormenta partió en dos el pecio desplazando su parte delantera, por lo que actualmente se puede visitar en dos secciones separadas por unos 5 metros aproximadamente. Pero no importa; al contrario, eso facilita la visita porque medía poco menos de 110 metros de eslora (aunque no se recomienda entrar a noveles). Lo mejor del Um el Faroud es que ni siquiera hace  falta tomar una embarcación para llegar hasta él. La mayoría de los aficionados a bucear en Malta van en coche hasta Wied iz-Zurrieq y aparcan lo más cerca que pueden de las escaleras que llevan hasta una plataforma y desde allí saltan al agua. Luego, en la inmersión, no es difícil encontrar, pulpos, calamares y barracudas viviendo en la popa; a veces incluso se ha visto algún delfín.

Foto: Damien Joyce en Flickr

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.