El soplado de vidrio

0
2.021 views

Durante tu estancia en Malta,una de las visitas más curiosas y fascinantes que puedes hacer es al Centro de Artesanía de Ta’Qali, popularmente conocido como el pueblo de los artesanos porque allí se reúnen los mejores profesionales de las artes tradicionales de las islas y no sólo fabrican los productos de los que surten a las tiendas de las ciudades sino que hacen demostraciones en vivo de soplado de vidrio, por ejemplo, para que puedas inmortalizarlas con tu cámara (hoteles y operadores suelen organizar excursiones).

Ubicados en los hangares del antiguo aeródromo militar del noroeste, la base militar que utilizaban los aviones de la RAF durante la segunda Guerra Mundial (hoy ya sólo vuelan pequeños aparatos de aeromodelismo, si bien persiste el Museo de la Aviación), ceramistas, joyeros, tejedores y alfareros trabajan en la elaboración de genuinos productos que luego sella el Consejo de Artesanía de Malta. En este post vamos a centrarnos en los vidrieros.

Vajillas, jarrones, cuencos, botellas y figurillas de cristal forman una de las especialidades favoritas del turista a la hora de comprar un souvenir de su viaje porque la cristalería maltesa destaca por su belleza y su vivo colorido. Pero, sobre todo, por estar realizada con la técnica ancestral del soplado, introducida en el archipiélago por los fenicios hace miles de años y convertida en actividad industrial -aunque de tradición familiar- más recientemente, en 1968.

La técnica del soplado se basa en moldear una masa vítrea conseguida, mediante la fusión a más de mil grados, a partir de materias primas como arena, caliza, sosa y pigmentos, entre otras. A esa pasta semilíquida se le practica un agujero en el que se introduce un tubo hueco que servirá para que el maestro artesano sople y vaya hinchándola; la forma deseada se consigue con la ayuda de herramientas externas. Y tú puedes ser testigo, debidamente protegido por una mampara de cristal; en pocos minutos, como por arte de magia, verás una masa incandescente transformarse en una obra de artesanía.

No es difícil llegar a Ta’Qali porque, casi seguro, te cogerá de paso hacia Mdina, está a un par de kilómetros de ésta, en la carretera de Rabat. Pero el Centro de Artesanías de Ta’Qali no es el único; hallarás otro en Ta’Dbiegi, en las afueras de Gharb (isla de Gozo), dada la demanda existente desde el comienzo de las exportaciones en 1970. La cadena Hilton es cliente, por ejemplo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.