Comida con color a otoño

0
1.349 views

Octubre en Malta. El otoño ha llegado, las tonalidades de los follajes toman tonos más ocres y anaranjados, y con el cambio de estación también cambian las frutas y verduras que nacen de la tierra. Una nueva verdura de color naranja gana protagonismo en la cocina de los malteses y llega cada año por esta época para endulzar los paladares: la calabaza.

A solo dos semanas de la fiesta de Todos los Santos (1 de noviembre), la calabaza, o Qargha Hamra en idioma maltés, toma protagonismo tanto en la cocina como en la decoración de los hogares. Esta verdura de variadas formas y colores, se dejará ver en los próximos días en los tejados y paredes de las casas hasta la llegada de Halloween que la acoge como ícono y que en los pasados años ha ido ganando popularidad, sobre todo en las generaciones más jóvenes. La aldea rural de Manikata celebra hace 4 años el llamado “Pumpkin Festival” (Festival de la calabaza), y este año será el próximo domingo 28 de octubre, de 10 de la mañana hasta final de la tarde. La festividad la organiza la cooperativa de granjeros de Manikata, y permite a los visitantes degustar una variada selección de platos que utilizan la calabaza como base: pasteles, risottos, sopas, pasteles dulces y cous cous.

Es difícil aguantar la tentación de saborear esta delicia anaranjada en alguna de sus versiones. Pero si estáis por Malta, ¿por qué aguantarla? Podéis encontrarla en el menú de la mayoría de los restaurantes. Y si os apetece cocinar en casa, os proponemos una sencilla receta maltesa de sopa de calabaza o “Soppa tal-Qara Ahmar”. En cada sorbo, un poco de sabor a Malta.

Soppa tal-Qara Ahmar

Ingredientes:

◦   1 cebolla grande picada

◦   2 cucharadas de aceite de oliva

◦   1 lata pequeña de puré de tomate

◦   700g de calabaza, pelada y en cubos

◦   75g de sémola

◦   Queso Parmesano rallado, al gusto

◦   Sal y Pimienta

◦   Rebanadas de pan maltés o similar

1.     Calienta el aceite en una cacerola y sofríe la cebolla. Agrega el puré de tomate y la calabaza. Sofríe suavemente durante 5 minutos, revolviendo  constantemente.

2.     Agrega 1 litro de agua hirviendo, sal y pimienta.

3.     Hierve todo a fuego lento hasta que la calabaza esté cocida.

4.     Haz un puré con todos los vegetales manualmente o usando una trituradora.

5.     Agrega la sémola, evitando hacer grumos y cocina a fuego lento durante 10 minutos.

6.     Tuesta el pan y córtalo en cuadrados pequeños, manténlos calientes y sírvelos aparte junto al queso Parmesano.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.