Un día en Valletta según Sherry

0
2.975 views

Sherry trabajaba en una compañía americana en el ámbito de la Información Tecnológica en Nueva York, hasta que un buen día decidió que era el momento de tomarse un tiempo para viajar, descansar y barajar de nuevo el rumbo de su vida. Así que “renuncié a mi trabajo corporativo, le dije adiós a los teléfonos móviles y las reuniones neoyorkinas y me fui a viajar por el mundo”. Mal no le fue, porque ya hacen 5 años que lleva una vida nómada, viajando por el mundo, trabajando de manera freelance y dejando constancia de sus viajes en su blog Otts World,.

Malta está entre uno de los tantos destinos a los que arribó. Aquí el relato de su experiencia y sus consejos para recorrer Valletta en un día.

“Si tienen miedo de la sobrecarga turística como yo, entonces tienen que animarse a vagar por las calles sin un plan y por supuesto, visitar algunos sitios turísticos claves”. Sherry cree que a veces las mejores experiencias de viaje son las que surgen espontáneamente, o a las que uno llega a través de los tips que saben proporcionar algunos locales. Ella eligió 4 puntos turísticos de interés y el resto, ¡lo dejó al antojo del azar! Eso, sí, primero se aseguró de preguntar a locales malteses cuales eran los mejores sitios para comer y degustar la cocina local.

“Es importante llegar temprano a las puertas de la ciudad para poder experimentar la llegada de los ciudadanos que van por el día a trabajar. En estas horas, se puede encontrar a algún panadero vendiendo pan recién horneado.” Estas horas son también ideales para recorrer las angostas calles y sentir cómo va despertando la ciudad. En su caminata, Sherry se detuvo en el antiguo mercado para admirar la arquitectura hecha en acero y luego admiró la vista del puerto desde los jardines de Lower Barrakka, “imaginando las batallas que se desataron en este lugar, hace miles de años”.

Luego, se dirigió al primer punto turístico: The Malta Experience movie. Llegó hasta allí buscando información para entender realmente lo que estaba visitando. “Se trata de una película de 40 minutos que relata la historia maltesa desde los comienzos de la civilización hasta el presente”.

Después del film, Sherry se dirigió a Fort Elmo y caminó por las encuestadas calles hasta Nenu, una panadería artesanal que fue reformada para preservar el arte de la panadería maltesa. Tras degustar las delicias de Nenu, Sherry se dirigió a la Catedral de San Juan – St. John’s Co Cathedral – donde visitó el y disfrutó de las obras originales de Mattia Preti. “Uno no puede perderse las famosas pinturas de Caravaggio, que parecen haber captado puntos turbulentos de la historia, como una fotografía”.

Una vez hecha la visita en la catedral, había llegado el momento de pasear por los barrios y admirar los balcones de madera y descubrir la ciudad. El paseo la llevó a visitar la Casa Rocca Piccola, un palacete del siglo 16 perteneciente a una poderosa familia maltesa.

En el lado noroeste de la ciudad se encuentran pequeños bares y vinerías, antiguas tiendas y una activa vida local. “Antes de dejar la ciudad, hay que detenerse en Prego Café en la calle South Street. Aquí fue donde llegó la primera máquina de café a Malta. “Es el diseño del bar lo que va a atraparos, pues sigue amoblado con los muebles de 1964 y está intacto. ¡El problema es que no querer irse!”

Este es el recorrido de Sherry en su día en Valletta, que “proporciona varias vistas y visitas turísticas y además de lo que cada uno vaya descubriendo por su propia cuenta, ¡este recorrido asegura un estomago lleno!”

¿Qué os parece?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.