Ya te hemos hablado de las Tres Ciudades de Malta. Descubre ahora las Tres Villas

0
362 views

San Anton Gardens (2)

Si, para tus vacaciones en el archipiélago maltés, estás buscando algo que sea diferente y deseas conocer atractivos más allá de los típicos frecuentados por los turistas, así como vivir de cerca otra Malta, entonces tienes que incluir en tu programa de visitas Attard, Balzan y Lija, conocidas popularmente como las Tres Villas.

Puede que no hayas oído mucho de ellas (son mucho más conocidas las Tres Ciudades) y probablemente no sean el primer lugar que se te viene a la mente cuando pienses en Malta, pero has de creernos cuando te decimos que las Tres Villas son dignas de visitas y disfrutar, con sus estrechas callejuelas repletas de color gracias a los limoneros y naranjos que las pueblan, sus preciosas y elegantes villas y sus espectaculares jardines.

Tu jornada de visitas por las Tres Villas puede comenzar en el precioso San Anton Palace y sus Jardines, en Attard. Este palacio, mandado construir en el siglo XVII por el Gran Maestre Antoine de Paule, es, en la actualidad, la residencia oficial del Presidente de la República de Malta. Sus jardines se encuentran, en parte, abiertos al público, y son perfectos para disfrutar de un relajante paseo. En el San Anton Palace se encuentra, también, el Kitchen’s Garden, perfecto para toda la familia. De acceso libre, el jardín cuenta con amplias zonas de juego y una encantadora granja de animales pequeños para acariciar.

Justo al lado del Kitchen’s Garden se encuentra Villa Bologna, una elegante y magnificente casa de campo maltesa que data del siglo XVIII, y que se erige como uno de los ejemplos más finos de villa barroca en el archipiélago. Además de pasear alrededor de sus jardines, también puedes realizar un tour privado por la villa o explorar el refugio que se construyó en la casa durante la Segunda Guerra Mundial.

Aqueduct (5)

Otro atractivo muy interesante de las Tres Villas es el Acueducto de Wignacourt, de 400 años de antigüedad. De 15 kilómetros de largo, el acueducto fue diseñado para abastecer de agua  a Valletta desde Rabat y Dingli, y parte de él aún puede ser visto en el pintoresco Attard.

Al igual que en Balzan y Attard, Lija se encuentra plagada de impresionantes jardines, y de numerosas iglesias y capillas distribuidas por el municipio, que pueden ser visitadas. Cuando camines por sus estrechas callejuelas, no dejes de levantar la mirada para admirar la belleza de los coloridos balcones que las adornan.

Para los amantes de la gastronomía, las Tres Villas también tienen mucho que ofrecer. Si eres un apasionado foodie, no olvides aprovechar tu visita para disfrutar de una copa de buen vino maltés, acompañada de un aperitivo típico del país en una de las numerosas vinotecas ubicadas cerca del San Anton Palace o de algunas iglesias. De seguro, te enamorarás de la atmósfera encantadora y relajada que rezuman estas vinotecas.

Y tú, ¿has visitado alguna de las Tres Villas? ¡Cuéntanos tu experiencia!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.