¿Te atreves a conocer Filfla, la isla “prohibida”?

0
311 views

Malta es uno de los destinos más interesantes del mundo. No es difícil entender el por qué este archipiélago es el destino perfecto tanto en invierno como en verano. Cuando se habla de él siempre se hace referencia a Malta y a sus hermanas pequeñas, Gozo y Comino, pero lo cierto es que hay todo un mundo más allá que descubrir. Hoy exploraremos Fifla, la isla más desconocida del país.

Malta, situada a medio camino entre África y Europa, está compuesta por cinco islas principales y tan solo tres están pobladas. Con una excelente costa y libre de turistas, pasado el valle de Zurrieq, si fijas la vista en el mar podrás divisar una gran formación rocosa que despertará tu curiosidad.

Fifla, una isla despoblada y prohibida que queda cerca de Túnez. Lo curioso de esta localización es que no aparece en ninguna guía turística y quizás eso se deba a que desde 1988 solo es posible visitarla si se tiene un permiso; se trata de una reserva natural para diversas especies marinas y aves migratorias.

El origen de Filfla se remonta a la Edad Media. La leyenda cuenta que en esta isla existía un pequeño caserío donde la gente llevaba una vida indecente por la cual Dios se sentía ofendido. Este exigió al pueblo que cambiaran su forma de ser y actuar, pero sus advertencias fueron ignoradas provocando un castigo divino. El caserío fue arrancado y lanzado al mar y Filfla se quedó despoblado.

Historias aparte, se cree que Fifla fue considerada sagrada por los pueblos prehistóricos y que durante un tiempo tuvo construcción humana. La capilla dedicada a la Asunción de la Virgen María data en 1343 y es la prueba de que este islote no siempre estuvo despoblado. Por desgracia, la capilla se hundió cuando un terremoto en 1856 destruyó gran parte de la zona. Felizmente, las pinturas que la adornaban se pueden admirar en la capilla de Santa Catarina en Zurriqueq.

Hoy en día, las únicas que viven en Filfla son las aves; el paíño europeo, la perdela atlántica y la gaviota de patas amarillas, pero no siempre fue así. Hasta 1971 esta isla sirvió como campo de tiro para el ejército británico.

En la actualidad solo podrías visitar Filfla con varios de los servicios turísticos que preparan rutas para acercar a los turistas al islote y contarles su leyenda. Lo cierto es que este espacio protegido solo lo han podido disfrutar unos pocos privilegiados. ¿Te animas a descubrirlo?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.