La guía definitiva para disfrutar de una escapada invernal en Malta

0
68 views

El año 2023 acaba de empezar y la isla de Malta continúa siendo uno de esos fantásticos lugares para pasar unos días de descanso, incluso fuera de temporada. Y es que una de las principales razones por las que se ha convertido en un destino inigualable durante el invierno es que está más calmado que durante la época estival.

¿Tienes organizada una visita al archipiélago maltés en los próximos meses? Pues en esta temporada podrás recorrer cada rincón de su patrimonio arquitectónico y de sus paisajes naturales tranquilamente y sin masificaciones. Así como realizar diferentes actividades en las que tanto el ocio como la cultura son los platos principales y para ello te traemos la guía definitiva para disfrutar de una escapada invernal en Malta. ¡Sigue leyendo!

Un recorrido por La Valletta, la gran capital

Para empezar por todo lo alto, la primera parada será La Valletta. La ciudad está amurallada y además ¡está declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO! Considerada la capital más pequeña de Europa, es ideal para perderse en sus estrechas calles repletas de encanto, en las que se esconden los edificios y lugares más emblemáticos del país.

Por ejemplo, la Puerta de Valleta, considerada como la entrada principal a la ciudad y la quinta puerta construida sobre los cimientos de la Porta San Giorgio original, erigida durante la época romana. Frente a ella se encuentra la Fuente del Tritón, uno de los principales símbolos modernistas de Malta que recibe a los visitantes tras su llegada.

Aquí también puedes encontrar la famosa Catedral de San Juan, una joya barroca que refleja el legado de los Caballeros de San Juan y que cuenta con un interior que deja impresionado a todo el que se adentra en ella. Y, por supuesto, el conocido Fuerte de San Telmo, uno de los monumentos clave en la historia de Malta, ya que fue construido en 1533 para defender la ciudad.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Visit Malta Es (@visitmaltaes)

 

Una parada obligatoria es los Jardines Barrakka ya que se trata de uno de los pocos espacios naturales de la ciudad y son el lugar idóneo para que desconectes y conozcas más sobre la cultura de la isla. Están divididos por la parte Superior y la Inferior, siendo ambas destacadas por sus increíbles vistas al Gran Puerto de la Bahía y las Tres Ciudades: Vittoriosa, Senglea y Cospicua, a las que podrás acceder en un agradable paseo en barco.

Visita a la época medieval en Mdina y Rabat

¿Sabes cuál fue la capital de Malta antes de La Valletta? Mdina, la conocida como la ciudad silenciosa, situada en la cima de una colina y rodeada de murallas. Sus calles están protegidas por altos muros de piedra caliza crean una encantadora atmósfera digna de la época medieval que hace que cada recorrido por la ciudad sea realmente especial. Además, si te consideras un fanático de Juego de Tronos, debes de saber que ha sido uno de los principales escenarios donde se rodó la serie.

No solo eso, sino que Mdina alberga grandes joyas arquitectónicas como la catedral de San Pablo, ubicada en la plaza principal y cuyo interior está ornamentado con diversas esculturas y pinturas que datan del siglo XII y están dedicadas al apóstol Pablo.

Otros lugares muy interesantes son: el Palazzo Falcon de Mdina, construido en la época medieval; palazzo Vilhena, ahora Museo de Historia Natural de Malta; y los Jardines Howard, una frontera natural con la vecina ciudad de Rabat.

Muy próxima a Mdina se encuentra Rabat, una ciudad costera conocida por sus famosas catacumbas, como las de San Pablo. Estas imponentes galerías subterráneas, de más de cuatro kilómetros de largo, datan del siglo III y son algunas de las características más destacadas de la arqueología del cristianismo primitivo de Malta. Sin duda una visita de lo más destacada que no te puedes perder durante tu viaje.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Visit Malta Es (@visitmaltaes)

 

Gozo y Comino, la auténtica esencia mediterránea

Si te gusta disfrutar del mar y su brisa en cualquier época del año, no hay un enclave mejor que la isla de Gozo. Se trata de un destino en el que reina la paz y la tranquilidad. Un entorno verde y rural que cuenta con cantidad de playas secretas, cuevas y rincones históricos de lo más únicos.

Sin duda tienes que visitar la Ciudadela de Victoria, su capital, o los templos de Ggantija, aunque, sin duda, uno de los mejores planes es contemplar la impresionante puesta de sol en sus paradisíacas playas, como Wied il-Ghasri, Dwejra Bay, Ramla Bay o Il-Mixta Cave. Y es que, a pesar de visitarlas durante el invierno, el clima mediterráneo permite disfrutar de ellas sin problema, ya que la temperatura ronda entre los 10 y 12 grados.

Y por último, pero no menos importante, dentro de la guía definitiva para disfrutar de una escapada invernal en Malta se encuentra Comino, un pequeño islote que no te dejará indiferente. Está situado entre Malta y Gozo y es perfecto para conocer a pie. Si te consideras valiente y aventurero no te pierdas la conocida Laguna Azul; allí podrás sumergirte en sus aguas turquesas haciendo snorkel y disfrutar de una experiencia inolvidable.

Todo esto permite que Malta abra sus puertas a los visitantes durante todo el año con el objetivo de que puedas conocer las maravillas que esconde el archipiélago y disfrutar de este paraíso mediterráneo incluso en invierno. ¿Te vienes?

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.